Los certificados de estar al corriente

 

En ocasiones, el contribuyente puede necesitar un CERTIFICADO DE ESTAR AL CORRIENTE para contratar con la administración, o por alguna otra circunstancia. Estos certificados se piden habitualmente mediante la presentación de un modelo 01 ó 01c y Hacienda viene a tardar unos 15 días en remitirlos por correo al domicilio fiscal.

En la actualidad, también se pueden pedir telemáticamente, para lo cual es imprescindible disponer del preceptivo CERTIFICADO DE USUARIO. Certificado del que suelen disponer los asesores fiscales, entre otros.

Hacerlo así tiene la ventaja de que en aproximadamente 48 horas, la Administración de Hacienda los emite, y no los envía por correo, lo cual es otra ventaja porque agiliza plazos y evita perdidas. El certificado se puede imprimir directamente desde la propia web de la AEAT, en la opción de "recogida".

No obstante, y como en cualquier trámite administrativo, existen incongruencias, a veces difíciles de entender y de superar por el contribuyente administrado.

-Si la sociedad no ha presentado modelo 036 de inicio de actividad, la administración de Hacienda puede negarse a facilitar el certificado, lo cual no es muy coherente porque el certificado se limita a indicar que la empresa ha cumplido con sus obligaciones fiscales hasta la fecha. Esto nada tiene que ver con si la empresa está activa o no.

-En los casos en los que la Administración, en aplicación de la dudosa Ley 36/2006 hubiera revocado el NIF de la sociedad que pide el certificado por haber permanecido inactiva cierto tiempo, se negarán a emitir el oportuno certificado, lo cual resulta asombrosamente kafkiano e incongruente por lo siguiente:

1.- La sociedad, aunque tenga el NIF revocado, es perfectamente operativa.


2.- La sociedad, aunque tenga el NIF revocado, tiene la obligación de seguir presentando ante Hacienda las pertinentes declaraciones trimestrales y/o anuales, cosa que es lo único que certifica este tipo de certificados. Por lo tanto, deberían de emitirlos porque al fin y al cabo lo único que dice es que se encuentra al día de sus obligaciones fiscales; no hablan para nada de la actividad de la empresa.


3.- La sociedad con NIF revocado puede solicitar en cualquier momento la rehabilitación del mismo porque lo único que tiene que hacer es justificar ante la Agencia Tributaria que ha iniciado la actividad, pero aquí es donde en ocasiones, también se producen incongruencias letales. Me explico: Si la empresa va a desarrollar una actividad con la administración, y ésta le exige el certificado de estar al corriente, no va a poder comenzar la actividad, hasta que no disponga de este certificado, con lo cual, se supone que Hacienda no le rehabilita el NIF, y si no le rehabilita el NIF, no le emite el certificado...  ¿...? En estos casos habría que aportar a Hacienda algún precontrato o documentación que justifique la intención inmediata de contratar con la administración, y esperar que por una vez reine el sentido común (cosa a veces improbable), y estimen que esto sea suficiente como para que tengan a bien emitir el certificado.

 


Otras incongruencias:

1.- Si se pide el certificado de estar al corriente por el método tradicional usando el modelo 01, Hacienda se empeña en enviarlo por correo y no deja que el contribuyente lo recoja personalmente. Dicen que es una medida de seguridad para asegurarse de que el domicilio fiscal que tiene la empresa existe realmente más alla de la imaginación del contribuyente. En cambio si se pide telemáticamente, el domicilio fiscal ha dejado de tener importancia y puede estar en el país de las hadas sin número.

2.- Si la empresa ha cambiado de domicilio y todavía tiene pendiente de inscribir la escritura, el certificado lo enviaran al domicilio fiscal anterior, porque no admiten el cambio de domicilio sin previamente haber justificado la inscripción. Cierto que se podría pedir mediante 036 el cambio de domicilio fiscal (y no del social), para lo cual no hace falta escritura, pero si resulta que además de haber cambiado el domicilio, también se ha cambiado el administrador (cosa muy habitual, sobre todo en servicios como el nuestro), el certificado lo tendría que pedir el antiguo administrador porque Hacienda no admite al nuevo si previamente no se le ha justificado la inscripción de la escritura. Pero que lo pida el antiguo administrador, aunque Hacienda lo admita... ES ILEGAL porque el administrador cesado no tiene ninguna facultad representativa de la sociedad.

Intento muchas veces ponerme en la piel de estos señores que "inventan" los reglamentos, y me resulta imposible, porque por mucho que lo intento, no puedo llegar a ser lo suficientemente retorcido como para entenderlos... con lo fácil que sería hacer las cosas sencillas y funcionales, se empeñan en ponerle pegas y trabas a todo.

 

 

V - 1110